HISTORIA DE UNA TIRITA “CUANDO EL MAYOR DESEO ES MORIR”

¿Que hacer cuando el mayor deseo de una persona de tan solo 39 años sea el esperar dormir y no despertar más?.
Unos dirían que ¡vaya loco!, !que pocas narices tienes para afrontar la vida¡, y mil cosas más que intentarían animar a un abandonado de la vida, cuyo unico delito cometido es el de amar con todas sus fuerzas, y dar todo ese amor que nunca en toda su vida recibió por adulto alguno.
¿Que hacer cuando se pierde la fé , y la esperanza, y sobre todo cuando se acaban esos sueños de ser abrazado por tus hijos, verlos crecer, educarlos con todo tú amor,y sobre todas las cosas intentar que cada dia , sea una feliz aventura, en la que enseñarles lo  hermosa que puede ser la existencia?
Ahora tan solo soy un perro abandonado sin razón, sin justicia, y con un largo historial judicial, en los que el unico proposito es el de poder ver un padre a sus hijos.
Pero toda esta pesadilla tiene un inicio, al igual que cualquier guión televisivo, o historia con tragico final, confeccionada por un guionista de culebrones sudamericanos.
¿Quien me iba a decir en el año 2001, que una simple tirita para una herida en un pié, hoy en día me haya quitado las ganas de vivir y de seguir luchando?
Bueno supongo que esta historia no será leida por nadie, y que al igual que mi vida, pasará inavertida dentro de los problemas que cada dia, la sociedad no para de mostrarnos con su cara más cruel.
No sé cómo titularía este escrito "Diario de un maltratador", "El Fugitivo 2", "El cobarde  que no pudo aguantar", hay tantos titulos que pondría que no sé por cual me decidiría. Dentro de poco será  4 de diciembre, un día tan solo hace dos años que salvé la vida a mis tres hijos, pero tambien un día que me catalogó entre los más despreciables de la sociedad,los maltratadores de mujeres, los sinrazón, los animales de la humanidad, y mil apelativos más que aunque merecidos para todos esos mostruos de la violencia de genero, injustamente me han puesto estos dos  ultimos años de terror en mi vida, en los que tan solo la imposibilidad de ver a mis hijos , me han llevado a la más absoleta demencia.
Pero esta historia, no empezó en esa tragica vispera de navidad de 2006, si no en la primavera del 2001, en donde apareció  aquella maldita tirita. Por eso a este relato lo voy a subtitular, "Historia de una Tirita".
Anuncios
Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: